This page needs JavaScript activated to work.
Menú

¡Música, maestro!

El primer director general famoso del Savoy fue el legendario empresario hotelero Cesar Ritz. Ritz llegó al Savoy en 1890 rebosante de ideas implementadas con éxito en los modernos hoteles del continente, donde había aprendido qué era lo que más atraía a la clase alta británica que veraneaba en el extranjero. Uno de los primeros mandatos de Ritz consistió en que las zonas públicas siempre debían estar amenizadas con música. Según Ritz, «la música llena los silencios incómodos durante la conversación». Se emplearon músicos y The Savoy se llenó de música ambiental, a cargo principalmente de pequeñas bandas de estilo militar que tocaban los grandes éxitos de la época.

La popularidad de las cenas con baile

Una noche en 1912, la banda comenzó a tocar una canción especialmente popular y una pareja se atrevió a lanzarse a bailar en el reducido espacio entre las mesas. Rápidamente quedó claro que la opción de celebrar una cena con baile podría ser todo un éxito para amenizar las noches, y el hotel creó una pista de baile en el centro del Thames Foyer, justo a tiempo para el estallido de enorme entusiasmo que provocó el tango en 1913. Huéspedes del Savoy, junto con la escena londinense más moderna, bailaban tangos entre plato y plato hasta la irrupción de la Primera Guerra Mundial, durante la misma y años después, como un bálsamo para evadirse durante unas horas de la cruda realidad al otro lado del canal de la Mancha.

The Savoy Bands y la BBC

Poco después de acabar la guerra, The Savoy contrató a William de Mornys como director de espectáculos. Mornys se embarcó en la misión de contratar músicos nuevos que tocaran canciones modernas y populares con el objetivo de captar a un público más joven. En Nueva York encontró un elenco latino que relanzaría rápidamente en Londres con el nombre de la Savoy Havana Band. En cuanto a ritmos modernos, buscó en el Reino Unido y en Estados Unidos, contrató a los mejores músicos y organizó una orquesta de baile nueva, los Savoy Orpheans, con Debroy Somers al timón. Casualmente, en 1922 se creó una nueva emisora de radio, la British Broadcasting Company (BBC), que abriría sus primeros estudios de grabación en Savoy Hill, junto enfrente del Savoy. La BBC necesitaba contenido y, por suerte, este se encontraba muy cerca. En octubre de 1923, las melodías de las bandas del Savoy ya se emitían en directo y, muy pronto, se harían famosas por todo el país, allí donde llegaban las ondas de la BBC. Mientras tanto, el departamento de espectáculos se fue expandiendo y comenzó a contratar cabarés para completar el programa nocturno de eventos.

Carroll Gibbons y Frank Sinatra

Carroll Gibbons, un joven pianista estadounidense, llegó al Savoy en 1924 con la esperanza de unirse a los Savoy Orpheans. Con el tiempo, se convertiría en el director de banda más famoso que nunca haya pasado por el escenario del Savoy. Gibbons dirigió a los relanzados Savoy Hotel Orpheans entre 1931 y 1950, cuando asumió el cargo de director de espectáculos hasta su muerte en 1954. Famoso por méritos propios gracias a los años de emisiones para la BBC, llegó incluso a escribir su propia canción, Garden in the Rain (1928), con letra de James Dyrenforth. En 1962, Frank Sinatra, asiduo huésped del Savoy durante toda su vida, vino a Londres para grabar un álbum de diez canciones: Sinatra Sings Great Songs From Great Britain. El tema n.º 7 es Garden in the Rain, un tributo al legendario director de banda del hotel favorito de Sinatra en Londres.

Los tiempos cambian…

Años más tarde, el público más joven exigía la presencia de artistas más modernos en sus cenas con baile. Entonces, era más probable que los grupos más aclamados fueran estrellas del pop de la época como Cilla Black, Sandie Shaw y los New Seekers, que participaron en un espectáculo de cabaré en el hotel en 1970.

…pero The Savoy continúa llenándose de música

La enorme popularidad de los nuevos clubes y discotecas en los años 70 puso punto final en 1980 a las cenas tradicionales del Savoy con baile y cabaré. No obstante, el legado de contar con música en vivo en las zonas comunes continuó y hoy todavía perdura, ya que los silencios incómodos siguen existiendo a pesar del paso del tiempo.

También podría interesarle

Servicios

Ofrecer un servicio excepcional es la clave de todo lo que hacemos y nuestros co…

El desayuno Savoy

The Savoy ofrece tanto a residentes como a no residentes un ambiente dinámico en…

Suite Personality Partial River View

The Savoy tiene fama de haber recibido a los huéspedes más distinguidos a lo lar…